Acereda

Sumergida en el verde más intenso de la provincia, constituye un auténtico remanso de paz para todo aquel que se aventure a descubrirla, pues aquí reina esa añorada tranquilidad que apacigua el alma y aleja a los transeúntes del mundanal ruido.

Bárcena de Toranzo

En los altos montes que constituyen el pueblo podemos avistar corzos, liebres, perdices y aves silvestres. Antiguamente, en el siglo XV, los Señores de la casa de Villegas tenían en Bárcena pozos de pesca junto a la ferrería.

Iruz

En los altos montes que constituyen el pueblo podemos avistar corzos, liebres, perdices y aves silvestres. Antiguamente, en el siglo XV, los Señores de la casa de Villegas tenían en Bárcena pozos de pesca junto a la ferrería.

Pando

Los barrios del pueblo albergan casas aisladas con jardines rodeadas por la característica naturaleza que brinda Pando, coronando de abundante vegetación la ladera del monte de nuestro pequeño pueblo.

Penilla de Toranzo

Situado en la falda de la montaña y abrazado por el río Pas, Penilla de Toranzo es el pueblo primer pueblo que nos encontramos en el extremo norte del municipio, destacar la Torre de Bustillo de orígenes en la época medieval.

San Martín de Toranzo

En los altos montes que constituyen el pueblo podemos avistar corzos, liebres, perdices y aves silvestres. Antiguamente, en el siglo XV, los Señores de la casa de Villegas tenían en Bárcena pozos de pesca junto a la ferrería.

Santiurde de Toranzo

Sumergida en el verde más intenso de la provincia, constituye un auténtico remanso de paz para todo aquel que se aventure a descubrirla, pues aquí reina esa añorada tranquilidad que apacigua el alma y aleja a los transeúntes del mundanal ruido.

Vejorís

En los altos montes que constituyen el pueblo podemos avistar corzos, liebres, perdices y aves silvestres. Antiguamente, en el siglo XV, los Señores de la casa de Villegas tenían en Bárcena pozos de pesca junto a la ferrería.

Villasevil

En los altos montes que constituyen el pueblo podemos avistar corzos, liebres, perdices y aves silvestres. Antiguamente, en el siglo XV, los Señores de la casa de Villegas tenían en Bárcena pozos de pesca junto a la ferrería.