El Acueducto de Toranzo, conocido también como El Puente Rual, se encuentra situado justo al lado de la vía verde, entre los pueblos de Villasevil y Santiurde de Toranzo. Fue construido en 1885 con el fin de abastecer de agua potable a la ciudad de Santander. La empresa concesionaria, “Sociedad Anónima para el abastecimiento de Aguas de Santander” obtuvo un acuerdo en 1877 para captar parte de las aguas de La Molina, en San Martín de Toranzo; aguas que procedían de los manantiales La Socilla, La Quintanilla, La Pila, Arca y Campanizas. De la obra que realizó la empresa para con este objetivo, además de los restos del Acueducto, se conserva también el depósito de Pronillo (aún en funcionamiento).
En este sentido, resulta innegable que el valle de Toranzo ha sido indispensable para la ciudad de Santander, y prueba de ello es El Puente Rual que, imperante, nos invita a admirar lo que hasta hace solo unas décadas y durante más de un siglo sirvió de manera crucial para el abastecimiento de agua potable a los santanderinos. Un acueducto rodeado de naturaleza que, tan resistente como hermoso, nos acoge a su vera para sentarnos a descansar en sillas, mesas y bancos habilitados en el parque, al que se muestra de frente, en plena vía verde; en plena naturaleza.
Asimismo, es importante destacar que hoy en día gran parte de las aguas provistas a los santanderinos aún proceden del Pas y de sus afluentes.

Localización y accesos:

Entre los pueblos de Villasevil y Santiurde de Toranzo. Por la vía verde.

Propiedad y visitas:

Propiedad pública

Bibliografía recomendada:

No hay datos